Tras la referencia a un juez de inmigración por el USCIS, el ICE y DHS un residente permanente legal o inmigrante ilegal tiene derecho a luchar contra la deportación y si tiene éxito puede aplicar para la residencia permanente, o en el caso de un residente permanente legal, se le devuelve su mica.

Hay muchas maneras de que un individuo puede ser metido en procedimientos judiciales:

  1. Una petición es negada por el USCIS
  2. Un residente permanente legal o extranjero ilegal es arrestado o condenado por un delito grave
  3. Un residente permanente viaja fuera de los EE.UU. y al regresar se descubre que ha cometido un delito grave en el pasado.
  4. Un extranjero que pueda probar presencia (10 años presencia en los Estados Unidos) coloca a sí mismos en procedimientos judiciales para tratar de ganar cancelación de remoción y para poder obtener la residencia permanente. Además de 10 años o más de presencia física, se tiene que demostrar por una preponderancia de la evidencia de que su pariente(s) de clasificación sufriría dificultades excepcionales, extremadamente e inusuales si la cancelación de remoción no es aprobada.